Un empate que vale más que un punto

Redacción
SEGUNDA RFEF

|


C48B2462


CD LAREDO: David Puras, Rasines, Goñi, Luis Pareja, Pablo García (Riki, 46), Felipe, Carral,

Ibarrondo (Parro, 79), Vinatea, Nico (David Sanz, 46) y Iago Beceiro (Diego Marta, 90).


ARENAS CLUB: Landeta, IIbargoien, Jon Vega, Murúa, Jonma, Estrada, Arzuaga (Celihueta, 59),

Jurgi Oteo (Izeta, 69), Rozas (Letamendia, 79), Cortezón (Zorrilla, 59) y Arzalluz.


Partido correspondiente a la undécima jornada del campeonato de Liga en el Grupo 2 de 2ª RFEF,

disputado en el campo de San Lorenzo, con césped en perfecto estado. Unos 600 espectadores.

Antes del inicio del encuentro se tributó un homenaje de ánimo al jugador del Juvenil A Pablo

Martínez, que se ha visto obligado a abandonar momentáneamente la práctica del fútbol por

problemas de salud. La plantilla posó con una pancarta de apoyo.


Dirigió el encuentro el árbitro gallego Alexandre López Vila. Mostró tarjetas amarillas a Goñi y

Vinatea por parte local, y a Cortezón por parte visitante.


GOLES:

0-1, min.13: Arzalluz

1-1, min.69: Iago Beceiro


Satisfacción a medias. El CD Laredo no pudo lograr el objetivo de salir victorioso en su duelo

contra el Arenas Club, pero el empate final 1-1 vale mucho más que el punto conseguido, tras

corregir errores en el juego durante el partido y haber podido sumar en un choque que se le puso

cuesta arriba, cortando sobre todo la racha de cuatro derrotas consecutivas con las que acudía al

encuentro, lo que podría significar un punto de inflexión en la dinámica del conjunto pejino.


El Charles salió bien al partido, pero muy pronto se asentó el cuadro vizcaíno. Los dos equipos

buscaron desde el inicio la portería contraria y a los once minutos el colegiado señalaba el punto de

penalti tras una entrada de Goñi a Cortezón. Jurgi Oteo se encargaba de la pena máxima, enviando

su lanzamiento por encima de la portería de Puras.


No tardó demasiado el Arenas en enmendar su error, ya que dos minutos después los de Chiri

perdían un balón en el centro del campo y el ex del Laredo Diego Rozas lanzaba la contra por la

banda izquierda, con un centro a la frontal que Arzalluz remataba al fondo de las mallas.


El gol hizo reaparecer fantasmas de jornadas anteriores en San Lorenzo y los de Iban Fagoaga se

fueron adueñando del juego, controlando bien el centro del campo y lanzando peligrosos zarpazos

hacia la portería local, con velocidad arriba, aunque sin generar ocasiones demasiado claras.

En el minuto 15 llegaría el primer disparo del Laredo entre los tres palos, con un lanzamiento

exterior de Iago Beceiro que atrapaba sin problemas Landeta. Poco después, una falta ejecutada por

el visitante Estrada se iba fuera por poco, por encima del travesaño.


En el ecuador del primer periodo llegaría la mejor ocasión del Charles en esta primera mitad, con un

centro de Rasines y remate forzado de chilena de Iago, que se marchó fuera.


El cuadro guechotarra controlaba bien el partido y se mostraba superior, ante un Laredo atenazado

por el resultado, que llegaba combinando hasta la línea de tres cuartos, pero sin encontrar ese último

pase que diera opciones de materializar el empate.


Con no demasiado buenas sensaciones y por detrás en el marcador se llegaba al descanso. Chiri

comentaría posteriormente en rueda de prensa que había sido “una primera parte muy mala, la peor

del año”.


La segunda mitad comenzó con una buena oportunidad para el Arenas, con un remate de cabeza de

Estrada picado a la base del palo, que David Puras sacó por línea de fondo en una gran intervención.

Chiri había dado entrada tras el tiempo de asueto a Riki y David Sanz, cambiando el esquema a un

4-3-3, reforzando el centro del campo, lo que fue anulando en parte la sala de maquinas visitante.

Rasines y Riki entraban bien por bandas, la media tenía más consistencia y el Charles se lo fue

creyendo y ganando en confianza, lo que espoleó a la afición y a los propios jugadores.


En el 55' un buen centro de Ibarrondo desde la derecha lo remataba fuera Iago lanzándose en

plancha. Poco después un pase al espacio lo remataba Vinatea al lateral de la red.


El Charles había mejorado notablemente en el juego y daba una imagen completamente diferente a

la de la primera mitad, viéndose más cerca la posibilidad de igualar el marcador.


En el 68' un potente disparo exterior de Vinatea se iba fuera por alto por muy poco. En la jugada

siguiente, Rasines se la daba a Ibarrondo y éste a Nico, que la dejaba de tacón para que Iago

Beceiro, desde fuera del área, se sacara un sensacional disparo con la izquierda al segundo palo para

batir a Landeta. Extraordinaria jugada combinativa del equipo laredano y magistral finalización del

gallego par subir el empate al marcador.


Quedaban veinte más el descuento. Tiempo más que suficiente para decantar el partido hacia uno u

otro lado, pero fue el Charles el más convencido de sus posibilidades y el que llevó más peligro al

área rival, destacando en el tramo final dos peligrosos disparos de Iago Beceiro que no encontraron

portería.


Pero el marcador no se movió hasta el pitido final y el Charles salvó los muebles y sumó un punto

para cortar la negativa racha de resultados, además de generar la confianza necesaria para afrontar

el siguiente encuentro. Como comentó Chiri en rueda de prensa “el empate es justo por

merecimientos. Hemos roto la dinámica de todo negativo y al menos hemos sumado un punto y a

ver si este es el punto de arranque de esta temporada”.


El próximo partido del CD Laredo será el sábado día 20 a las 16:15, visitando al Burgos CF

Promesas.