Cuando nunca dejas de creer

Redacción
SEGUNDA RFEF

|

Laredo


CD LAREDO: David Puras, Rasines, Goñi, Luis Pareja, Jesús Puras, Felipe, Andrés (Argos, 73), Ibarrondo (Diego Marta, 73), Güemes (Nico, 59), Riki y Iago Beceiro (Vinatea, 90).


UD MUTILVERA: Ekiza, Sebas, Aimar, Briñol (Imanol, 72), Ayensa (Arana, 72), Sergio López, Beñat (Tiago, 83), Aizpun, Javi Martínez, Jon Erice y Medina (Banzo, 83).


Partido correspondiente a la vigésima segunda jornada del campeonato de liga en el Grupo 2 de 2ª RFEF, disputado en el campo de San Lorenzo, con césped en buen estado y ante unos 550 espectadores.

Dirigió el partido el árbitro vasco Ibai Rezola Etxeberría. Mostró tarjetas amarillas a Iván Argos, Felipe y dos a Riki (50’), por parte local y a Medina y dos a Sebas (83’), por parte visitante.


GOLES:

1-0, min.74: Nico Santos


El CD Laredo sumó ante la UD Mutilvera una importantísima victoria por 1-0 con gol de Nico Santos (el primero de muchos con la camiseta del Charles), que rompe su negativa dinámica de resultados y le mantiene de lleno en la lucha por la permanencia. Un triunfo no exento de complicaciones, jugando en la segunda mitad más de media hora en inferioridad numérica. Pero la fe inquebrantable y la motivación de la plantilla, apoyada por su fiel e incansable afición, sacaron adelante un trascendental partido para mirar esta semana más de cerca las posibilidades de salvación.


Chiri confeccionó un once al que regresaban David y Jesús Puras en portería y lateral izquierdo, además de Andrés en el centro del campo.


A los tres minutos de partido el Charles botaba un saque de esquina y el rechace le llegaba a Riki, pero cuando se disponía a rematar desde el borde del área, el colegiado impedía su disparo. La Mutilvera daba la réplica poco después con un buen lanzamiento exterior de Briñol que David Puras sacaba con apuros en una buena intervención.


El Charles llevaba la iniciativa y lograba llegar con opciones al área rival, jugando con intensidad, pero también con cierto nerviosismo dada la situación el equipo, lo que provocaba precipitación e imprecisiones a la hora de combinar y en la finalización.


En el ecuador del primer periodo el Laredo lanzaba una contra que Güemes estuvo apunto de rematar en boca de gol, pero la defensa sacaba a córner en el último instante. Riki botaba el córner y Luis Pareja remataba de cabeza deteniendo el portero. Dos minutos después llegaría la mejor ocasión del equipo rojillo con una contra lanzada por Andrés con pase en largo para Güemes, que se internaba y ofrecía una magistral asistencia a Ibarrondo en el segundo palo para empujarla a puerta vacía, pero, con todo a su favor en el área pequeña, el atacante local enviaba el cuero por alto. En la última jugada de peligro de la primera mitad Jesús Puras ponía el centro al lado contrario para Ibarrondo, que entrando en carrera remataba fuera.


Se llegaba al descanso con el marcador señalando el empate inicial, a pesar de las ocasiones generadas en estos primeros cuarenta y cinco minutos y con dudas e impaciencia entre el respetable recordando negativos desenlaces anteriores en encuentros con similares características, que se acrecentaron a los cinco minutos de la segunda mitad, cuando Riki remataba al fondo de las mallas un centro desde la derecha de Iago Beceiro, anulando el tanto Rezola Etxeberría por mano del atacante, mostrándole cartulina amarilla y siendo expulsado al ser la segunda. El Charles se quedaba con diez efectivos sobre el terreno de juego en los primeros minutos de la segunda mitad.


Y cundo parecía que al Laredo se complicaría el encuentro, el equipo dio un paso adelante y afrontó el partido con más ganas si cabe, demostrando casta, pundonor y raza, yéndose con descaro a por la victoria a pesar de la inferioridad.


En el 51’ Ibarrondo jugaba con Iago a la espalda de los centrales y el gallego encaraba al guardameta rival, que acertaba en el mano a mano desbaratando la ocasión local. Unos minutos después David Puras detenía un disparo exterior con mucho peligro de Javi Martínez. Chiri recomponía el equipo dando entrada a Nico Santos por banda izquierda, sacrificando a Güemes, que realizó un buen partido en su estreno en San Lorenzo.


El partido estaba igualado, con el cuero de área a área, sin percibirse la diferencia de efectivos sobre el terreno de juego. Un remate de Ibarrondo se iba al lateral de la red y Luis Pareja sacaba a córner el esférico impidiendo un claro remate visitante.


Chiri buscaba aire fresco y daba entrada en el 73’ a Iván Argos y Diego Marta, que sustituían a unos extenuados Ibarrondo y Andrés. Y los dos incorporados tuvieron su protagonismo en la jugada siguiente, cuando en el 74’ Diego Marta presionaba al portero Ekiza, que despejaba con el pie defectuosamente, llegándole el balón a Iván Argos para dársela por la izquierda a Nico Santos, que disparaba a puerta ante la salida de Ekiza batiéndolo por bajo para subir el 1-0 al marcador y llevar la alegría a una plantilla y una afición que nunca dejaron de creer.


La UD Mutilvera lo intentó hasta el final, viéndose mermada en el 81′ por la expulsión de su lateral izquierdo Sebas, al ver su segunda tarjeta amarilla, igualándose la contienda en cuanto a efectivos. El Laredo, esta vez sí, supo jugar con oficio el tramo final del encuentro, logrando que no se alterara el marcador, para lograr una necesaria e importantísima victoria.