El Grupo Alega Cantabria CBT no suma ante UEMC Real Valladolid (67-60)

Redacción
Polideportivo

|

BULIC

FOTO: HUGO GÓMEZ | GRINWORKS


A Grupo Alega Cantabria CBT le costó entrar en el partido en el primer y tercer cuarto. En el primer cuarto, los locales amasaron una ventaja que les llevó a dominar los primeros compases del partido, pero en un encuentro tan desacertado como el que pudimos vivir en el Polideportivo Pisuerga, los torrelaveguenses a pesar de no dominar en el capítulo reboteador, pudieron acercarse y mandar durante el segundo acto del partido.


En el tercer periodo, casi 6 minutos de sequía anotadora para los visitantes, que llevó a UEMC Real Valladolid a volver a entrar en un partido en el que no estaba en la recta final del segundo acto. Maquilló el resultado justo antes del descanso, y aprovechó dicha inercia para darle la vuelta al encuentro, gracias a un Grupo Alega Cantabria CBT que frenó en seco. No decayó el club torrelaveguense, que volvió a apretar las cosas antes del cuarto acto (45-44).


En el definitivo, UEMC Real Valladolid solo tuvo que rematar el partido, con una pizca de acierto en un encuentro que en líneas generales, no fue bueno para ningún equipo.


Tres minutos y medio le costó a Grupo Alega Cantabria CBT abrir el marcador en el Polideportivo Pisuerga, que abrió el marcador con un mate de John Harrar, tras recibir un 7-0 de parcial de salida. La racha anotadora continuó con puntos de Mirza Bulic para recortar en el marcador (7-4), fallando el libre adicional concedido tras recibir falta. En estos primeros compases de partido, el dominio era claro por parte de los vallisoletanos, en un cuarto marcado por el desacierto del conjunto cántabro de cara al aro.


El segundo triple de los vallisoletanos llegó mediado el minuto 7 de partido para el 12-6 que dejaba a los de David Mangas a 6 tantos de ventaja, pero los torrelaveguenses no se arrugaron y fueron capaces de volverse a asomar en el marcador con el 14-13. Dos errores consecutivos de Moussa Koné en forma de falta personal, que le llevaron directamente a la banqueta y posteriormente unos pasos de Mirza Bulic, provocaron que los torrelaveguenses no fueran capaces de tomar la iniciativa en el marcador.


Álvaro Palazuelos igualó la contienda a 14 con dos tiros libres a falta de 1 segundo para finalizar el cuarto, de los que anotó uno para sumar su 4º tanto del partido, y dejar cerrado un cuarto que se caracterizó nuevamente por el desacierto en triples (1/5 por parte de Grupo Alega Cantabria y 2/9 por UEMC Real Valladolid).


El segundo acto comenzó con iniciativa cántabra, gracias a dos puntos anotados por Fernando Sierra desde el 4.60 (14-16), un Fernando Sierra que fue protagonista en estos primeros minutos del cuarto y sumó el 16-20 en el marcador. El partido, muy bronco y muy defensivo. Mikel Sanz desde la línea de 3 abrió distancias en el marcador (16-23) lo que obligó a parar el partido a Paco García.


Tras la reanudación, puntos de UEMC Real Valladolid para recortar la ventaja, pero rápidamente los torrelaveguenses contestaron de la mano de Mirza Bulic y Alo Marín para el 19-28. Una nueva pérdida de los vallisoletanos pudo aumentar aun más la ventaja, aunque el balón no quiso entrar.


Se acercó UEMC Real Valladolid en el marcador, de forma muy peligrosa con un 5-0 a favor, a lo que David Mangas reaccionó rápidamente para solicitar un tiempo muerto que hizo reaccionar a los suyos, anotando un nuevo parcial y devolviendo la ventaja que inicialmente tenía el conjunto cántabro, que llevó el luminoso hasta el 24-33 (0-5), y la aumentó aun más, con un tiro libre de Agustí Sans para el +10 por primera vez en el encuentro.


Al final del cuarto, Valladolid maquilló el marcador con una canasta de Kabasele al límite del tiempo (29-34) en un nuevo parcial a favor de los locales, que hasta el momento basaban su partido en triples con malos porcentajes de tiro (2/14).


La reanudación del partido fue favorable a un UEMC Real Valladolid con un Grupo Alega Cantabria CBT que se atascó en ataque (hasta 6 minutos en hacer la primera canasta) y que fue capaz de cerrar el aro tanto local como visitante (12 rebotes en ataque en el minuto 24), costándole horrores a Grupo Alega Cantabria CBT dominar su canasta. Esto llevó a UEMC Real Valladolid a recortar en el marcador (33-34). Belemene le dio la vuelta al partido (7-0) de parcial, al que contestó Shakir Smith con un triplazo para devolver la iniciativa a los cántabros (36-37) en los primeros puntos del cuarto para los torrelaveguenses (minuto 6 del periodo).


El cuarto, que fue muy duro a nivel defensivo, pudo ser más favorable para los intereses cántabros, de haberse anotado los tiros libres que dispuso el club torrelaveguense, y así y todo los visitantes sólo se fueron 1 abajo al acto definitivo (45-44), en un periodo en el que dominó UEMC Real Valladolid.


En el acto definitivo, Alo Marín con un triple sobre la bocina, fue capaz de volver a acercar a los torrelaveguenses que habían perdido comba. Un gran arranque de los vallisoletanos (8-3) que generó ventaja para los locales y que obligó a David Mangas a detener el partido. Shakir Smith recuperó el balón y anotó a placer el punto 49 de los visitantes, y posteriormente una gran defensa permitió recuperar la bola a Grupo Alega Cantabria CBT. El triple de Alo Marín no tocó aro y Pantzar lo castigó con un 2+1 para el 56-49 que devolvía a los torrelaveguenses a la lona.


A partir de ahí, un luchar a contra corriente en un partido que fue un mar de errores, y donde los torrelaveguenses saldaron con derrota.